Conozca a nuestro CEO

img

Doctor Geun Sig Cha, CEO

Educación Licenciatura y Masters, Universidad de Corea, Departamento de Química
Doctorado en la Universidad de Míchigan, Departamento de Química

1991~2015   Profesor en la Universidad de Kwangwoon, Departamento de Química
1994~1996   Asesor Técnico en CAS Corp.
1996~2001   Asesor Técnico en Dade Behring
2000~2005   Asesor Técnico en Sensicore, Inc.
2015~Actualidad   Actualmente Profesor Emérito en la Universidad de Kwangwoon.
2000~Actualidad   CEO de i-SENS, Inc.

Otras actividades
2011   Premio Mención Ministerial de Exhibición de Startups Coreanas (Ministerio de Economía del Conocimiento)
2014   Premio Mención al Mérito Ministerial para la Industria de Dispositivos Médicos (Ministerio de Salud y Bienestar)
2016   Mención al Mérito Presidencial por el Día de Electrónica y IT (Ministerio de Comercio, Industria y Energía)

Doctor Hakhyun Nam, Cofundador

Educación Licenciatura, Universidad Nacional de Seúl, Departamento de Química
Masters y Doctorado en la Universidad Estatal de Míchigan, Departamento de Química

1992~2015   Profesor en la Universidad de Kwangwoon, Departamento de Química.
Actualmente Profesor Emérito en la Universidad de Kwangwoon.
2000~Actualidad   CTO de i-SENS, Inc.

Otras Actividades
2008   Premio a la Excelencia en Salud y Ciencias Médicas, Investigación en Tecnología y Desarrollo
2011   Premio Mención al Mérito de Cooperación entre Industria y Educación
2011   Premio Mención al Mérito de Tecnología Industrial

Preguntas y Respuestas

Cuando i-SENS ingresó al mercado global de sensores de glucosa, su valor era de 6-7 billones de dólares. Dado el tamaño de nuestras operaciones, lograr apenas el 0,1 por ciento de ese mercado hubiera sido suficiente para que la compañía se sustente. Además, el 95% del mercado coreano estaba controlado por cuatro grandes compañías. No había competidores locales. Había determinado que i-SENS podía fabricar un producto más avanzado que el disponible en manos de la competencia. Los otros productos requerían mayores cantidades de sangre y tenían tiempos de medición más lentos; por ejemplo, se requerían 5 μL de sangre y la medición tardaba entre 15 y 30 segundos. Creímos que podíamos fabricar un producto que necesitara menos de 1 μL y lograra una medición en menos de diez segundos. De ese modo, i-SENS desarrolló el sensor de glucosa de 0,5 μL y cinco segundos más avanzado del mercado coreano en ese momento, y basado exclusivamente en nuestras propias patentes.

Después de lanzar nuestro primer producto, compañías extranjeras se contactaron con nosotros para que seamos su fabricante de equipos originales (OEM). Esto permitió que nuestras ventas superaran los 11 millones de dólares a tres años de lanzar el producto. Durante ese periodo, debimos aumentar nuestra capacidad de 30.000 a 300.000 tiras por día para satisfacer la demanda mundial, lo que requirió ingenio. Para 2006, habíamos establecido una fábrica en Wonju que podía producir 1.5 billones de tiras por año. Actualmente, hemos expandido esa capacidad a 2.2 billones de tiras por año. Ahora tenemos dos plantas en Corea del Sur y una tercera en China. Uno de los problemas en China es que sus normas son muy complejas, pero esperamos obtener el registro a principios de este año.

i-SENS significa Tecnología de Sensor Inteligente.
“Sensing Ahead, Caring More” significa la voluntad de progresar con la tecnología de biosensores líder y la visión de un futuro mejor, el esfuerzo de conseguir que los clientes tengan vidas más saludables gracias a investigaciones avanzadas y la actitud responsable de promover la salud humana como miembros de la sociedad.

Creemos que la clave de nuestro éxito reside en nuestra capacidad de atraer, conservar y motivar a una fuerza laboral diversa y altamente capacitada. Nuestro ambiente de trabajo estimula a cada empleado para que haga avanzar su carrera y persiga su pasión. Las personas son el principal componente de nuestro negocio. Conciben, desarrollan y fabrican nuestros productos, y garantizan que los pacientes que los necesitan puedan acceder a ellos.

En este momento existe una distribución uniforme. En Corea tenemos entre el 30 y el 35 de la cuota de mercado. Nuestras ventas también son buenas en mercados internacionales, y vendemos globalmente a través de un socio en los Estados Unidos. Actualmente, nuestros ingresos totales son de 160 millones de dólares, divididos mitad y mitad entre nuestros productos de marca propia y OEM. Además, en 2012 obtuvimos una licitación nacional en Nueva Zelanda y nos convertimos en el único proveedor de dispositivos BGM hasta 2017. Volvimos a obtener esta licitación en 2017, por lo que seguiremos como único proveedor en ese país hasta 2022.
En el extranjero, colaboramos con distribuidores y hemos establecido nuestras propias oficinas. Si hay un distribuidor de alta calidad, estamos más que dispuestos a trabajar con ellos. Sin embargo, si existe la posibilidad de establecer nuestra marca en ese lugar, preferimos que nuestro nombre se haga conocido. Más allá de eso, sabemos que no es posible abrir todos los mercados. Además, sin tener una marca reconocida, no es posible atraer a los mejores socios OEM. Este equilibrio es muy importante. Abrir un mercado con una marca propia permitirá lograr mayores ingresos, pero también conllevará mayores costes de marketing y mantenimiento general.